Cambiar Idioma
ENGLISH /
ESPAÑOL
 
Inicio
 

El artista
 

La Galería
 

Exposiciones
 

Contacto

    
SOBRE EL ARTISTA


Roberto Díaz Abraham nació en la Ciudad de México, el 11 de Mayo de
1951. Desde que recuerda, su pasión era hacer manualidades:
rompecabezas de madera, pintar con crayones o acrílicos, moldear en la
arena, expresarse en lo que fuera.

Descubrió, que su vocación era el arte a los 21 años, en que oficialmente
pintó su primer cuadro de  un metro por un metro, usando oleos sobre triplay.
El cuadro se perdió, pero se muestra una reproducción virtual a continuación:

















Antes de comenzar una profesión en el área Económico – Administrativa, se
dedicó varios meses a pintar por su cuenta. Copió un cuadro de Leger que le
gustó, e iniciando algunos cuadros inspirados en listones expresionistas y
otros abstractos. Ejemplos están:” El que quiere nacer, tiene que romper un
mundo” inspirado en la novela de Herman Hesse el Lobo estepario y “Un
violín deforme” inspirado en una poesía del autor que lleva el mismo nombre.
(En las galerías es posible encontrar las pinturas y los escritos)

Durante la misma época, exploró la pintura tradicional pintando cuadros
clásicos como “El camino” donde el autor se retrata a él con su entonces
novia y esposa ahora. Este cuadro tiene un pergamino pintado al reverso que
lee:

“En mucho nos toca decidir nuestro destino, en lo demás Dios no se equivoca”

De 1972 a 1976, Roberto Díaz A. se gradúa como licenciado en Economía
en el ITAM, trabajando como analista en Nacional Financiera.

Con el propósito de estudiar una Maestría, trabajó en la Secretaría de
Comercio y obtuvo una beca para estudiar Economía en La Universidad de
Colorado y después en la Universidad de Boston.

Es en la Ciudad de Boston, Massachussets, que toma un curso de cerámica
torneada de alta temperatura, con el maestro japonés Makoto Yabe. En la
galería de cerámica se muestran las piezas elaboradas en Boston.

El único cuadro pintado en Boston es el del “piloto en Globo”, cuadro
inspirado en otra poesía del autor, donde se destaca el valor que tienen los
innovadores, para adentrarse a lo desconocido.

De regreso a la Ciudad de México, el autor hace algunas piezas y esculturas
de cerámica, que elabora en su propio taller.

En el año de 1988, logra conseguir un empleo en la Ciudad de San Diego,
donde además estudia cerámica de Molde, produciendo  algunas piezas
interesantes  pero con poco valor artístico.

Para 1990, la familia se trasladó a Riverside, California,  donde compra con
otros inversionistas una fábrica de muebles de Madera, dedicando sus
esfuerzos y creatividad a este negocio.

En 1993 la suerte y el destino llevan al autor a la Ciudad de Cancún, donde
dedica años a la construcción y diseño de su casa. Es en el verano de 2002,
que establece su taller de madera y cerámica en el Ejido de Bonfil, Cancún.

Roberto Díaz por su cuenta, se inicia en la difícil técnica del horneado de
cerámica, y es a base de romper verdaderas obras de arte originales, que
adquiere algunos de los conocimientos.

Nuevamente la suerte lo conduce a un taller de escultura, donde una
destacada escultora imparte clases de forma muy limitada, a unos cuantos
alumnos. Ella es Laura Landa.

Con los consejos de Laura y sus técnicas, Roberto Díaz da rienda suelta a un
torrente de creatividad que lo llevará a su primer exposición de arte el día 19
de Noviembre de 2004.



Acerca de
Roberto Diaz Abraham